jueves, 4 de diciembre de 2014

Perkin


Parte uno

Ven a mi reino y hazme sentir la amargura que llevas dentro.
Te invito a que celebremos tus errores.
A que te des cuenta
que vives con culpa.
Y te sientes así de triste...
Acá ni siquiera logras derramar lágrimas,
Y si hay, 
todas las veo rojas.

Acá todo es negro y rojo.
Huele a sal quemada. Arde.
No puedo soportarlo.
Ven, hijo mío, y cuéntame qué es de tu vida.
Ex vida.
¿Por qué te divorciaste de ella?
Ha claro, has asesinado a tu familia, luego te diste un disparo
en la boca y estas acá.
Eso tuvo que doler, ¿verdad?
Ya lo creo.
Veamos, te tengo dos misiones.
...

Cadenas o flechas.
Con las dos la bienvenida será dolorosa, así que no te tomes
Mucho tiempo en pensarlo.
...

¿Y qué pasó?
Sí claro, cadenas.
Bueno, serás mi perkin. Te daré figura de caballo negro.
Entonces te amarro y te doy azotes con cadenas.
Y como sangras mucho y mucho te quejas,
Te acaricio y te digo que sólo es la bienvenida.
No mueras ahora querido, es un largo camino hacia mi reino.

Parte dos 

De pronto, entre pastos donde todo lo completaban espinas gigantes de puntas sangrientas, aparece un joven guerrero. Su cara no indica rencor alguno, ni siquiera se muestra preocupado. Está de visita, es cierto. Pero hace muchísimo tiempo atrás, él había demostrado que ésas hubieran sido SUS tierras. Nuestro protagonista comenzó a sentirse incómodo debido a que el joven misterioso no demostraba ningún sentimiento. 

¡Ojos fijos en él! 

Cabellos largos y ondulados se dejan caer sobre sus hombros. Lleva un collar que indicaba luz entre tanta oscuridad. Y eso perturbaba a nuestro protagonista, lo ciega de tan potente energía. 

¿De dónde proviene esa fuente? ¿Quien está frente a sus ojos? 


Bueno, ¿y qué?
De todas maneras no me intrigas, pollo.
¿Ves a mi caballo con cara de hombre arrepentido?
Si, sí, sí...
Ya sé que por eso mismo estas acá parado.
Pero estas son mis tierras ¿Sabes?
Dudo que quisieras indicarme qué Diablos hacer.
Diablos, me he nombrado torpemente.
Sangre oscura, aires de polvo desolado.
Paja hirviendo de celos y rabia.

Cadenas

Éste es el servicentro del pecador ¿Sabes?
Si, sí. Ya sé que sabes.
Míralo así, hermano. Qué tal si te haces a un lado y dejamos esto así.
Entonces avanzo, y el joven misterioso se pone delante del camino.
Estas empezando a irritarme ¿Sabes?
Voy a sacar mi mejor arma para acabarte.
El terror humano que existe lo manipulo, la ignorancia.
Cada persona peca de ser ignorante.
Tomo fuerzas y utilizo el alma humana más débil, 
que resulta ser mi arma favorita.
Miles y miles de milenios bajo mi poder.
Esperando ser utilizada en un ser puro.


Parte tres

No entiendo por qué...qué ha pasado.
¿Qué es esto?
Cielo azul, huele a verde. Veo bocas formando sonrisas sobre mi cadáver.
Hay dos maneras de resolver ésto...
No, no puedo explicarlo.
Ya nunca más veré ignorantes.
Todos sabrán que existe un supremo, que cuando se decida
podrá hacerme pedazos.

El joven misterioso ha cumplido con su tarea encomendada desde más allá de la Oscuridad.

FIN 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estoy en la portada de Wattpad

Hace poco me llegó un mensaje de uno de los administradores de Wattpad con la noticia de que una de mis obras, sacrificio, está en la SECCIÓ...